El e-commerce dispara la inversión en naves logísticas